Ecológica, natural y otras tonterías del montón

La naturaleza es una feroz lucha por los recursos, una batalla mortal por la supervivencia. La naturaleza no siente apego por ninguna especie en general, y mucho menos por los humanos en particular. La pacífica y armónica convivencia con la naturaleza es una visión bíblica ideal que en absoluto se corresponde con la realidad. La naturaleza es cruel, sobre todo con los ancianos y los débiles a los que trata de eliminar a toda costa.

Aún así, hay a quien le “mola” lo natural y lo ecológico. Tienen razón….

¡LA NATURALEZA “MOLA” DE LA MUERTE!

Los seres humanos vivimos apartados de la naturaleza. Desde que el hombre es hombre ha estado luchando en singular batalla contra el medio ambiente, adaptándolo y deformándolo a su conveniencia. No sólo ha logrado sobrevivir sino algo más importante: Bien Vivir.

Nuestra esperanza de vida es aproximadamente de 80 años (¡algo impensable viviendo en plena naturaleza!), nuestros ancianos disfrutan de una apacible jubilación, nuestros lactantes maman sin temor y nuestros adultos traen los alimentos a casa sin jugarse la vida ante hambrientas fieras.

¡¡El hombre es el único animal sobre la faz de la tierra que bebe sin tener sed, engulle sin tener hambre, habla sin tener nada que decir y tiene sexo por placer!!

Alimentos naturales y ecológicos

Que un alimento sea “natural” indica una y solamente una característica: su origen. Indica que lo has recogido de la naturaleza. Para las propiedades del alimento esta característica es inocua. Las propiedades de un alimento dependen única y exclusivamente de su composición (los átomos que la forman y sus enlaces para formar moléculas) para nada influye su origen.

¡A igual composición, iguales propiedades alimenticias!.

Los alimentos “naturales” no tienen ni más vitaminas ni más proteínas que el resto de alimentos. Siempre llegará el ‘listo‘ que afirme que los alimentos “naturales” tienen más y/o mejor sabor. Queridos listillos: el sabor de un alimento (véase por ejemplo el tomate) está relacionado con su grado de madurez en el momento de la recolección no con su origen; obviamente, por motivos de distribución al ‘por mayor’, se tiende a recogerlos antes de que maduren.

Un origen natural tampoco es sinónimo de salud y bondad. Todo lo que existe en la naturaleza está amenazado continuamente de muerte por lo que desarrollan mecanismos de autodefensa (tanto mecánicos como químicos) a cual más eficaz y sofisticado. En estado natural nada se comporta se forma pacífica y sumisa. No confudir alimentos naturales con alimentarse de forma sana y equilibrada.

Los alimentos “naturales” son el producto de la mal llamada agricultura “ecológica” (es como calificar un divorcio de amistoso). La agricultura es toda una interferencia a la madre naturaleza y a las relaciones existentes en ella entre los seres vivos. Seleccionar un terreno, eliminar las “malas hierbas” (¿malas pa quién? ¿pa ti que buscas sacar beneficio propio de ese terreno?), prepararlo para un tipo de cultivo concreto, seleccionar las semillas a conveniencia, impedir que otros animales acceden a ese alimento,… la agricultura se aparta de la naturaleza por definición, no hay nada de natural ni de ecológico en ella.

La etiqueta “ecológico” que vemos adherida en ciertos productos no son más que el resultado de un proceso administrativo (legislado) que hace referencia a la forma de cultivo y producción, ¡No hace referencia a “más sano más bueno”! (Es similar a pasar la ITV del coche).

La agricultura “ecológica” tiene tendencia a producciones en pequeñas parcelas, de forma casera, en mercadillos, algunas veces de “vecino a vecino”,… por lo que los controles de seguridad (que son los mismos que los de la agricultura “convencional”) son más difíciles de realizar y por tanto menos eficientes. La frecuencia de intoxicaciones es mucho mayor comparada con la agricultura “convencional” (véase el reciente caso de intoxicación por E. Coli en Alemania originado en una granja ecológica; se usa como abono estiércol que contiene bacterias en vez de abonos químicos que no tienen bacterias).

La agricultura “ecológica” es un capricho de niños ricos. ¡Intente alimentar con agricultura ecológica a 6.000 millones de personas! Agricultura ecológica es la que practican los pobres en el África subsahariana porque no tienen dinero ni para comprar buenas semillas, ni para fertilizantes, ni para agua…. No hay ninguna razón científica para que la agricultura ecológica no utilice los cultivos transgénicos resistentes a insectos, a virus y enfermedades, los tolerantes a la sequía y los que aportan mejoras nutricionales, para aumentar su productividad por el sencillo procedimiento de reducir las pérdidas a la vez que mejora la calidad nutricional de estos productos

Medicina natural

La medicina es uno de los campos más dados al intrusismo y a la charlatanería. La demagogia sobre lo más importante que le pedimos a la vida (salud, dinero y amor) capta adeptos de forma despiadada. Al menos en el mercado alimentario existe cierta legislación en la denominación y/o clasificación de los productos pero el sector de la medicina, por el populismo inculto (tradición, “boca a boca”, ingenuidad) y la política de congratulación social mal entendida, la legislación brilla por su escasez y por su permisividad excesiva (y peligrosa).

Medicina natural, homeopatía, acupuntura… son especialidades no reconocidas oficialmente en la carrera de medicina. Para colmo de males, ninguna de ellas tiene evidencia científica que la sustente y su única utilidad reside (si es empleada con buena praxis) en actuar como placebo en dolencias leves que no conlleven males mayores. Sus resultados dependen de la “fe” que se ponga en ellas. Evidentemente, el peligro y el daño vienen cuando teniendo una dolencia de carácter crítico o grave se renuncia a los tratamientos efectivos de la medicina oficial.

¡Qué decir del aprovechamiento de la desesperación de los enfermos para obtener dinero fácil en perjuicio de la salud ajena!.

La medicina es un conjunto de tecnologías y saberes tremendamente vasto que está dotando de calidad y esperanza de vida al ciudadano de forma imparable desde que encontró en la ciencia a su mejor aliado. El método científico nos ha legado una forma de investigar tratamientos adecuados, mejorar los existentes y rechazar los no válidos. La medicina moderna ha ido sometiendo los conocimientos tradicionales al juicio científico para conocer su validez, agregarlos a su saber en caso afirmativo, y mejorarlos.

Otras prácticas que no sean la medicina moderna ni siquiera es que hayan quedado obsoletas, simplemente son un fraude. Existe un amplio espectro de las mal llamadas “medicinas alternativas o naturales”.

En el caso de la acupuntura, cuya práctica de clavar agujas en centros nerviosos tiene mucho que ver con una sensación muy difícil de medir objetivamente: el dolor, ni siquiera se puede demostrar la existencia de las fuerzas “ying” y “yang”, o las energías “qi” sobre las que supuestamente actúa, o los “chakras” (¿qué son los chakras Dios mío de mi vida y de mi corazón?). Es cierto que es una técnica “milenaria”, !!!!peor aún!!!!!. Pensemos en su deficiencia de no haber sabido adaptarse a la medicina con tantos años que lleva ahí, a pesar de que otras prácticas más jóvenes han crecido desmesuradamente en mucho menos tiempo.

¡¡Por favor, dejémonos de Cuentos Chinos. Ya es hora de pinchar el mito de la acupuntura!!

Los estudios han mostrado que la acupuntura libera endorfinas, un aliviante natural del dolor. Los veterinarios afirman que montar a caballo o lanzarle un palo a un perro para que lo recoja también liberan endorfinas. Probablemente golpearte el pulgar con un martillo también libera endorfinas. Y es un inesperado pero excelente remedio contra el dolor de cabeza. Una curiosidad: ¿Sabes qué? No importa donde aplicas la aguja. No importa de hecho si utilizas una aguja. En los estudios mejor controlados, sólo importó una cosa; el que los pacientes creyeran que se les estaba aplicando acupuntura. Si creían estar siendo tratados con acupuntura, se les mejoró el dolor, no importa si realmente fuese así. Si se les aplicaba acupuntura haciéndoles creer que no, no funcionó. Si no se les aplicaba pero creían que sí, funcionó.

La homeopatía es la doctrina que, entre otras lindezas, se olvida de las bacterias, virus y priones y trata de curar las enfermedades con la idea de que cantidades infinitesimales de lo que produce un mal, lo cura. Evidentemente, todo eso ha sido rechazado por la medicina científica (es decir, por la experimentación en condiciones controladas). Esta magia, yo la llamaría incluso brujería, es tan ridícula y estúpida que esa es la razón por la que las personas CREEN en ella.

En los preparados homeopáticos no existe principio activo alguno, los preparados homeopáticos son simplemente agua (¡qué me aspen si el agua tiene memoria!). El principio de similitud utilizado en la homeopatía carece de base teórica y experimental (¿Un esquince se cura golpeando la zona afectada? ¿La diabetes se cura ingiriendo azúcar?). No hay nada que permita diferenciar los efectos de un tratamiento homeopático del efecto placebo.

Hay que huir de todo tratamiento “alternativo” que cure con em­plastos de hígado de rana, sangre de cordero nonato y hojas de mandrá­gora; o con un brebaje a base de bi­lis de cerdo, pelos de lobo y hojas de enebro arrancadas a medianoche en medio de una tormenta y en un cru­ce de caminos; calzar zapatillas con suela “biomagnética”, tomar “principios activos químicos con al­ta carga vibracional”, meterse bajo una pirámide de lona para restable­cer el equilibrio energético interno, o manipular el lóbulo de la oreja o la planta del pie para vigorizar las co­nexiones nerviosas que estimulan la actividad de los riñones.

Hay que huir de la iridología y la reflexología facial, la auriculoterapia, la senoterapia o masoterapia, la digi­topuntura y la quiroreflexoterapia, la refle­xoterapia podal, la biorreso­nancia y la aurografía,…..

Seamos coherentes (no naturales) y mantengamos aquello que nos ha dado la superviviencia. Vivamos apartados del mundo natural y mantengamos nuestra jerarquía en la selección natural. Vivir apartados de la naturaleza no quiere decir estar en contra de ella. Cuidémosla aunque no nos integremos con ella.

El hombre no es una plaga para el medioambiente, simplemente con las investigaciones científicas puede anticiparse a los problemas y buscar soluciones. El fanatismo ecológico ha llegado al extremo de instaurar un dogma tan discutible como equivocado: todos los animales cumplen una función en el ecosistema planetario, y por ello hay que respetarlos. Ratas y cucarachas ocasionan enfermedades en el ser humano. Ocioso resulta subrayar que el hombre está primero. Precisamente la concepción ecologista del hombre resulta tenebrosa, porque ha caído en una intolerancia aberrante, poniendo al medioambiente sobre las funciones naturales, científicas, tecnológicas y ergonómicas de la criatura racional.

Ensalzar y glorificar la vida natural y primitiva, como una alternativa a la modernidad, es uno de los extravíos morales más graves de los ecologistas. En el proceso de industrialización hemos hecho muchas “estupideces”, mas esa realidad no autoriza la abolición de las técnicas industriales, ni la negación de la ciencia, ni la producción de bienes y servicios que han mejorado sensiblemente la existencia humana desde hace siglos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Ecológica, natural y otras tonterías del montón

  1. Clarice dijo:

    Sr. Crosmen, esta vez se ha pasado con sus argumentos.

  2. Crosme , si lo que quieres es generar debate , tipo PJ en el Mundo , utilizando la demagogia y la simpleza en los argumentos , pues nada espero que tengas suerte en tu el objetivo que te has marcado tan loable.
    Ahora si quieres entrar a tocar un tema con seriedad , en unas cuentas lineas , te lo podrías haber planeado , pero en cambio vas a lo facilon , por eso mi teoría de buscar polémica.
    La ciencia es como todo , inexacta , conoces la teoría de Güdel , pero en los referente a los ano,netos ecológicos , mmm libres de fitosanitarios…hormonas..pienso genéticamente modificado del emporio de Mosantos , vacas que comen soja trasgenica , pollos que comen lo mismo enjauladas en naves nauseabundas con la luz casi 24 horas , pues si , creo que seguiré con los alimentos ecológicos que ademas son mas respetuosos para el medio ambiente..ahh pero claro , el medio ambiente , eso que esta ahí pero que no molesta demasiado si no al contrario en ocasiones.
    Siga comiendo lo que come , siga , necesariamente , medicando con alopatía , necesariamente porque le aseguro que las enfermedades serias de su estilo de vida no se curan con la homeopatía , si no con cultura.
    Amigo periodista-rosa , buen camino.

    • Crosmen dijo:

      Estimado señor Espinosa:
      1. Los debates son una forma tradicional de comunicación social entre personas civilizadas para exponer argumentos y planteamientos; están abiertos a todo aquel que desee participar. ¿Generar debate? Si.
      2. La demagogia es ganarse con halagos el fervor popular. Demagogia y debate son términos enfrentados e incompatibles. ¿Demagogia? No.
      3. Si La ley de la selección natural, la química orgánica, las directivas de la Comunidad Económica Europea sobre agricultura ecológica, las leyes sobre la explosión demográfica, la carrera de medicina y el MIR le parecen argumentos simples y la existencia de los chakras, el qi, el efecto memoria en el agua y los cuentos bíblicos son argumentos serios entonces admitiremos que los padres no son los reyes magos.
      4. La ciencia no es exacta pero tiene rigor. Característica que no cumplen ninguna de las medicinas alternativas.
      5. No he dicho que no haya que respetar el medioambiente, he dicho que no debemos de integrarnos en él. Un poco de lectura comprensiva por favor.
      6. De lo que si estoy seguro es de que nadie se cura con los métodos utilizados fuera de la medicina moderna. Renegáis de ella pero la utilizáis. Vosotros y vuestros descendientes. Cuando necesitáis seguridad váis a la Seguridad Social.
      7. No sé si seré un inculto pero de lo que si estoy seguro es de que los términos Universidad y estudios no aparecen en su diccionario. Con cursitos de chichinavo e invenciones trasmitidas de boca en boca queréis sentar cátedra.
      8. Todavía no he encontrado, leído, escuchado,… un estudio serio y contrastado (las cosas hay que contrastarlas para evitar errores y que todos puedan comprobarlas) en la que se indique que los alimentos “ecológicos” sean más sanos, que la homeopatía funcione, que la acupuntura tenga efecto,…. sólo se encuentran fraudes y banalidades sobre el tema y el fervor de los ingenuos y los desinformados.
      9. Sólo las personas sin espíritu crítico y sin capacidad de raciocinio creen en las cosas que les cuentan sin poner en duda en ningún momento alguno de los conceptos. Pensemos un poco por nosotros mismos, please.
      10. Si fuera por los naturalistas y los ecológicos todavía viviríamos en la ramas de los árboles y moriríamos a los 20 años.
      11. ¿Vive usted cerca de la naturaleza o quizás es un vil consumidor de tecnología como la mayoría de los cuerdos?
      12. ¿Las cámaras de fotos que usa usted son modernas o son de hace 100 años? ¿Su coche es moderno o de hace 100 años? ¿Su ordenador es un spectrum? ¿Por qué? Entonces ¿por qué quiere usted alimentarse como hace 1000 años y curarse como hace 2000? Seamos coherentes por favor.

  3. Isa dijo:

    Creo que lo coherente es utilizar las cosas y remedios que funcionan, tengan 100 años ó 3 meses. Aprovechar lo mejor de la ciencia y lo mejor de la tradición . Y creo que no es burlándose o ninguneando de una u otra el mejor camino para acercarse al mejor aprovechamiento de los que el ser humano puede hacer.
    Señor, le falta imaginación y le sobra “cientifismo”, para mi gusto, no todo en la vida es mensurable desde la ciencia oficial. Muchos de los grandes avances médicos han llevado a sus descubridores a graves penalidades (desde la hoguera a la expulsión del gremio) con el aplauso de los que dicen defender “la única lógica científica de la época). Ya hay trabajos lo suficientemente importantes y contrastados como para poder dar al traste con casi todas sus afirmaciones, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver. Allá usted. Gracias de cualquier forma por darnos la posibilidad de debatir, eso es importante. Un saludo.
    ISA

    • Crosmen dijo:

      Estimada Isa:
      1. “El método científico nos ha legado una forma de investigar tratamientos adecuados, mejorar los existentes y rechazar los no válidos. La medicina moderna ha ido sometiendo los conocimientos tradicionales al juicio científico para conocer su validez, agregarlos a su saber en caso afirmativo, y mejorarlos.” Como puedes leer en el artículo la medicina moderna (Universitaria y cienfífica) hace precisamente eso que tú propones. No reniega de nada, simplemente somete a juicio todos los métodos y agrega los que son válidos. Luego con una sola medicina rigurosa y metódica nos vale.
      2. Discrepo con usted en que todo no sea mensurable. Le recuerdo que vivimos en mundo material. Todo lo que existe está compuesto por atómos y moléculas. Todo lo que sea recurrir a entes abstractos fuera de los átomos y moléculas es pura especulación, y por tanto indemostrable, siendo cuna de actos de fe donde las cosas hay que creerselas como un dogma.
      3. Le rectifico. La comunidad científica nunca ha quemado a nadie en la hoguera por sus opiniones o descubrimientos. Los creyentes en Dioses e intangibles si lo han hecho (véase La iglesia y similares).
      4. Me gustaría que me indicara donde se ha publicado un estudio o trabajo (que den al traste a mis afirmaciones) lo suficientemente importante que haya podido ser sometido a la valoración, comprobación y verificación por parte de toda una comunidad de expertos y entendidos.

      Un saludo y muchas gracias por participar y leer el artículo.
      Espero poder contar más veces con su participación.

  4. Almudena dijo:

    Cros, porfa. No saques a la luz de que los Reyes son los padres, andaaaaaa, que algunos tenemos niños chicos. 😉

  5. Antonio Hernandez dijo:

    Cómo me voy a reir si a Crosmen le diera Sensibilidad Química Múltiple,
    que por cierto no está reconocida por la medicina oficial española,
    y entonces toda su comida tendrá que ser ecológica,
    y buscará huir de las ciudades para poder respirar sin mascarilla,
    y se dará cuenta de lo dura, durísima que es la Sociedad del Bienestar,
    esa que dice es estupenda porque está alejada de la naturaleza.
    Se acordaría entonces de esto que ha escrito tan a la ligera,
    con datos falsos, pues ha mentido como un bellaco, y él lo sabe,
    y si no lo sabe, entonces es un ignorante prepotente.
    Que le perdonen todas aquellas personas a las que hará mucho daño
    si se creen lo que dice, aunque imagino que solo los que son como él,
    fanáticos antiecológicos, se lo creeran.
    Y le digo todo esto sin acritud, aunque no lo parezca.

    • Crosmen dijo:

      Estimado Antonio:

      Su comentario define perfectamente a los ecolojetas: un sector muy poco dado a la autocrítica y cuyo principal problema es que se ha instaurado la idea, de que con cuatro documentales, personas sin el más mínimo conocimiento en una especialidad, se creen que están en disposición de dar lecciones, juzgar y contradecir a los académicos o profesionales especializados. No tiene el más mínimo sentido crítico, ni humildad, ni disposición real de aprender, ni reconocimiento de autoridad ni, sobre todo, de la propia ignorancia. En definitiva es un sector ideal para ser manipulado. No importan pruebas ni estudios reales porque ni tan siquiera lo investiga. No aporta nada, ni argumentos, ni pruebas, ni estudios. Nada. Sólo descalificación. En definitiva un sector que se mueve por una fe inquebrantable carente de base científica.

      Vive rodeado de tecnología y se beneficia de la tecnología, es más, incluso es posible que coma usted de la tecnología. Defiende usted los estudios que ha cursado como ciertos y verdaderos y osa desprestigiar los estudios universitarios (y de mayor cualificación) de los expertos en otras materias. Su hipocresía llega a tal grado que aunque la tecnología y los avances científicos modernos han mejorado su nivel de vida se atreve a decirme a mi que me integre en la naturaleza. Una persona que lo más sano que come al día es una manzana con una etiqueta que pone “e” de ecológico. Una persona que utiliza el coche para sus desplazamientos. Una persona con grabadora de DVD, cámara digital ultima generación, microondas, televisión de pantalla plana, móvil 3G,…. Hipocresía en grado sumo.
      ¡Qué dura en es la Sociedad del Bienestar! ¡Qué mal vive usted!

      Yo no me reiré tanto cuando usted sea diabético y tenga que usar la insulina (transgénica) para mejorar su calidad de vida, o cuando usted tenga problemas renales y tenga que utilizar la diálisis para sobrevivir (un método muy natural y antiguo, ¿verdad?), si que me reiré si dentro de su inconsciencia ecológica y natural le diera por pincharse en el riñón con una aguja para curar su problema renal o le diera por tomar agua con azúcar diluida para sanar su diabetes.

      Muy cutre su recurso de acudir a la Sensibilidad Química Múltiple (recurso ya utilizado en otros foros por otros ecologistas, por lo visto no hay más donde escoger). Es verdad que no es una enfermedad reconocida por la medicina, es un síndrome: Síndrome de Intolerancia Química Múltiple. En absoluto está ocasionado por “intoxicación” con factores químicos. Es un trastorno que en absoluto se cura “enviando al enfermo a la Naturaleza” (¡pobre del que así lo haga!). Es una intolerancia a bajos niveles de ciertos productos químicos tolerables por la mayoría de las personas. Sólo espero que estos “enfermos” no se acojan a sus pócimas y bálsamos de Fierabras para empeorar aún más su situación.

      No basta con decir que alguien miente como un bellaco, ¡hay que aportar datos y pruebas (concluyentes)! Pero claro, tanto usted como los dos comentaristas anteriores a parte de la difamación no tienen más argumentos que mostrar al mundo.

      Y le digo todo esto sin acritud, aunque no lo parezca.

  6. Antonio Hernandez Aleman dijo:

    Resulta que tengo Sensibilidad Química Múltiple, diagnosticada en el año 2005,
    y padeciéndola desde antes del año 2000.
    La medicina oficial española niega su existencia, y así estuve unos 6 años,
    muy enfermo, me realizaron un sin fín de pruebas, pero claro, no encontraban
    nada que ellos conocieran, y por tanto yo no tenía nada, aunque seguía muy enfermo.
    Fué un especislista privado, con su carrera de medicina, quién descubrió lo que me pasaba.
    Solución: dieta ecológica estricta, y mascarilla para vapores orgánicos en cualquier lugar.
    Cuando digo dieta estricta, me refiero no solo a comer una manzana al día con la etiqueta “e”
    sino que todo, y al decir todo quiero decir ABSOLUTAMENTE TODO, tiene que ser ecológico,
    el pan, la cerveza, un ajo, la carne, … hasta la sal, pues a la normal le echan antiapelmazantes
    químicos.
    ¿ Y que ocurre si por error y sin mi conocimiento ingiero algo “normal” ?
    pues muy sencillo, que me pongo enfermo.
    Olvídese de tomarse una cañita en los bares, o salir a cenar, ni a casa de los amigos.
    Además siempre con la mascarilla “gorda”, que me está deformando la cara.
    En mi casa tengo dos aparatos que límpian el aire, constantemente encendidos,
    y cada vez que llego de la calle me tengo que cambiar de ropa, por ver si puedo estar
    un rato sin mascarilla, más que nada para poder comer.
    Etc, etc, etc….
    Esta sociedad del bienestar es bastante dura, de verdad.
    No se trata de volver a la edad de piedra, señor mio, sino de utilizar la tecnología de forma
    que nos perjudique lo mínimo posible, y esto se puede hacer, pero no se quiere porque sale menos
    beneficioso para las grandes empresas, por ejemplo, las antenas de telefonía movil emiten
    en España una radiación aproximadamente un millón de veces mayor,
    que la emitida en Austria, Australia, Nueva Zelanda, China, Rusia, etc.
    Y en esos países también tienen teléfonos móviles, no se privan de sus innegables ventajas,
    sin embargo no están friendole los sesos a la población.
    Y así pasa con todo.
    Los edulcorantes artificiales inducen la diabetes, pues vuelven loco al pancreas:
    Qué buenas son la empresas químicas, que nos dan insulina para poder vivir sin el pancreas
    que ellas mismas nos han estropeado.
    Los miles de productos químicos que nos envuelven, por dentro y por fuera, a diario,
    no están probados antes, sino que somos nosotros los conejillos, luego,
    al cabo de los años prohiben los claramente cancerígenos, o tóxicos,
    pero para entonces la industria ya ha sacado 1000 productos más, todos sin probar.
    Bueno, no tengo más tiempo.
    Resumiendo:
    Tecnología si, pero controlada por la sociedad, no por la industria y sus lacayos los políticos.
    Naturaleza también, y saber aprovechar sus innumerables beneficios sin maltratarla.

    P.D.: La Sensibilidad Química Múltiple la adquirí como consecuencia de una intoxicación
    por un producto químico que llevaban los ordenadores hasta el año 2006,
    en que fué prohibido por la Unión Europea, al comprobar que estaba haciendo enfermar
    a muchas personas, por ejemplo a mi, aunque ya era tarde. Mi profesión es técnico informático.
    Como la Seguridad Social no reconoce esta enfermedad, no recibo ningún tipo de ayuda
    para sobrellevarla, y sigo trabajando como técnico informático, con mascarilla.

    Saludos.

    Antonio

    • Crosmen dijo:

      Estimado Antonio:

      Siento mucho tus problemas de salud. Espero que pronto se encuentre una solución a tus problemas y puedas aumentar tu calidad de vida. Entiendo, ahora, tu aversión a la sociedad del bienestar, a la medicina moderna y a todo lo que suene a química en general. Tu situación personal te hace ver la cosas de una manera más sesgada, subjetiva e imparcial.
      Primeramente arremetes contra la medicina oficial española culpándola de tus problemas. Por suerte para usted (y para muchos como usted) las “Asociaciones de Afectados por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiples (desconozco si usted pertenece a alguna de ellas) mantiene una postura más racional y coherente con respecto a la problemática que usted plantea (reconocer el síndrome como enfermedad). El Ministerio de Sanidad no reconoce actualmente este síndrome como enfermedad pero en absoluto se niega a que pueda ser reconocido como tal. Como es comprensible no es un proceso rápido ni liviano (aunque también es comprensible que para usted el tiempo es oro y la impaciencia le invada). Aún así, estas asociaciones no cejan en el empeño de que sea reconocida como enfermedad y con proposiciones objetivas y razonamientos han acudido al mismísimo Ministerio de Sanidad en pos de un acercamiento (oportunidad brindada desde el propio Ministerio) de posturas donde solicitan una serie de medidas (que involucran a varios ministerios) mediante el siguiente documento: http://es.scribd.com/doc/26929762/REUNION-ASOCIACIONES-AFECTADOS-SENSIBILIDAD-QUIMICA-MULTIPLE-Y-MINISTERIO-DE-SANIDAD-4-FEBRERO-2010
      Como ves (incluso sabrás) a nadie se le niega nada, sólo se exige un procedimiento verificable y contrastado. También puedes ver (incluso conocerás) que el posicionamiento adoptado por el Ministerio de Sanidad en absoluto desagrada a las Asociaciones (http://nofun-eva.blogspot.com/2011/04/proceso-reconocimiento-sensibilidad.html).
      Es loable la aptitud que toman estas asociaciones que con mucho trabajo luchan (y ojalá lo consigan) por mejorar la salud de sus asociados sin acudir a métodos ni medicinas alternativas y que concuerdan plenamente con los avances científicos alcanzados hasta la fecha. Desgraciadamente no hay solución (de momento) para todos los problemas de nuestra sociedad pero en ello estamos y deseo de todo corazón que aunque usted reniegue de esa medicina pueda ser favorecido por ella.
      Ignoro los tratamientos actuales para este síndrome/enfermedad pero espero que se deje usted aconsejar por los muchos/pocos conocimientos que actualmente se tengan de ella sin acudir
      a métodos desesperados ni fraudulentos que aparte de sacarle el dinero puedan ocasionarle mayor perjuicio. Yo también he vivido en familiares cercanos esa desesperación que ocasiona que te acojas a cualquier remedio por inverosímil que parezca.
      Entiendo que para usted todo lo que sea ecológico tenga que ser defendido a capa y espada. Su calidad de vida depende de ellos. La forma de producción de lo ecológico le garantiza a usted que su cuerpo no se vera atacado. Los celiacos hacen lo mismo con sus alimentos sin gluten. Siguen sin ser más sanos, más beneficiosos y más eficaces para alimentar a la sociedad en general. Usted los toma por necesidad y bienvenidos sean. Los compra por un fin determinado. No esconda usted esa necesidad particular con que son más sanos en general porque es falso.
      Se admite que cada cual compre lo que le de la gana (en mi artículo no digo que sean perjudiciales) lo que no se admite es que se engañe a la gente normal y corriente en que deben comprarlo por ser más saludables.

      Lo de utilizar la tecnología sin que nos cause perjuicio lo queremos todos. Hay muchas asociaciones y organismo oficiales en España y sobre todo en Europa que se preocupan y encargan de ello. En particular hace usted referencia a la telefonía móvil. Hay multitud de estudios respecto a este tema. La OMS determina y promueve periódicamente las prioridades de investigación relativas a los campos de radiofrecuencia y la salud para subsanar la falta de conocimientos mediante sus agendas de investigación. Esté usted seguro de que en cuanto se revele que la telefonía móvil es perjudicial se tomaran las medidas oportunas, pero no es el caso actualmente.

      Tanto usted como alguno de los comentaristas anteriores aluden al enriquecimiento de empresas y personas relacionadas con la industria de la química en particular y de la tecnología en general. Carezco de esos datos pero pondría mi mano a que es verdad. Es más, pondría mi mano a que hay empresas y personas que se enriquecen en todos en los ámbitos de la vida: industria química, farmacéuticas, productos naturalistas, alimentación ecológica, presidentes de la comunidad valenciana, sexo, informática, ….
      Conociendo al ser humano, dudo que se pueda encuentra un sector en el que alguien no se esté lucrando a costa de los demás. Que las personas sean corruptas no significa que el sistema no sea el adecuado. ¿Que hay luchar por pararle los pies a esa gentuza? Estoy de acuerdo con usted.

      También quiero puntualizar que nunca he dicho que haya que maltratar a la naturaleza. Literalmente y extraído del artículo de la polémica “Seamos coherentes (no naturales) y mantengamos aquello que nos ha dado la supervivencia. Vivamos apartados del mundo natural y mantengamos nuestra jerarquía en la selección natural. Vivir apartados de la naturaleza no quiere decir estar en contra de ella. Cuidémosla aunque no nos integremos con ella.”

      En su caso particular, si considera que la enfermedad la adquirió por alguna negligencia o riesgo incontrolado (por esta zona han sucedido casos parecidos con el amianto) le animo (incluso le apoyaré) a que tome las medidas legales que crea necesarias para que se le indemnice como es debido.

      Un saludo y espero que lleguen a buen puerto las solicitudes requeridas al Ministerio de Sanidad.

  7. Antonio Hernandez Aleman dijo:

    Sigues mintiendo como un bellaco Crosmen:
    La Sensibilidad Química Múltiple, SI está ocasinada por intoxicación con factores químicos.
    En mi caso fueron los retardantes de llama que le añadían a los plásticos,
    esos que le daban un “olor a nuevo” a ordenadores, televisores, coches, etc.
    en concreto los llamados PBDE ( difenil esteres polibromados ),
    cuyo efecto sobre la salud es el mismo que los insecticidas de la gricultura:
    inhibidores de la acetilcolinesterasa, que es un neurotransmisor clave para que se
    produzca la comunicación entre el cerebro y las diferentaes partes del organismo.

    Vuelves a mentir Crosmen:
    La S.Q.M. no tirene cura,
    y el único tratamiento es apartar al enfermo de los agentes químicos,
    y eso hoy día significa enviarlo a la naturaleza sin fumigar,
    o meterlo en una urna de cristal, que es peor que lo de la naturaleza, normalmente.

    Crosmen, parece que trabajases para las multinacionales químicas,
    vamos, lo que viene siendo un lobby,
    pero colocado en internet en lugar de entre los despachos de los políticos.
    No me estraña que existan trabajos de ese tipo:
    Hay que meter basura entre la ecolgía, intoxicarla, ya que es un peligro para sus negocios.
    Hay que hacer lo que sea para que parezca cosa de idiotas.
    Miedo me da pensar en lo que son capaces de hacer esta gente.
    ¿ Te hemos descubierto, Crosmen ?

    Chao

    Antonio

    • Crosmen dijo:

      Estimado Antonio:

      Sigo negándome a que me llame mentiroso y menos bellaco.
      En esta oportunidad histórica (así lo califican las propias Asociaciones de Afectados por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple) se entregó un documento al Ministerio de Sanidad (tal y como le referí en el anterior comentario) que dice literalmente:
      “…es una enfermedad adquirida y crónica, que manifiesta síntomas multisistémicos como respuesta a una mínima exposición a productos químicos que forman parte de nuestra vida cotidiana” para la mayoría de las personas esa exposición no es perjudicial pero desgraciadamente sí lo es para ciertas personas (situación que lamentamos).
      Evidentemente hay que tomar las medidas necesarias para que se minimice este perjuicio pero eso no quiere decir que los productos sean tóxicos ni que sea haya producido una intoxicación con productos inadecuados. Ya le expuse el caso de los celiacos. El gluten no es tóxico aunque para ellos si lo parezca. No miento (y menos como un bellaco) porque yo nunca he dicho que este síndrome/enfermedad tenga cura (dígame donde he escrito yo eso). Solo he echo referencia
      a las situaciones en las que seguro que no tiene cura y es acudiendo a bálsamos y gurús de la medicina alejados de la medicina oficial y moderna.

      Si dar opinión y defender una postura sobre un tema dado es estar pagado yo podría decir lo mismo usted:
      “parece que trabajases para las multinacionales ecologicas,
      vamos, lo que viene siendo un lobby,
      pero colocado en internet en lugar de entre los despachos de los políticos.
      No me estraña que existan trabajos de ese tipo:
      Hay que meter basura entre la tecnologia, intoxicarla, ya que es un peligro para sus negocios.
      Hay que hacer lo que sea para que parezca cosa de idiotas.
      Miedo me da pensar en lo que son capaces de hacer esta gente.
      ¿ Te hemos descubierto, Antonio ?”

      ¿Ves como con escasez de argumentos y datos se puede acusar de cualquier cosa?

      Sólo deseo que enfoques tu fuerza en trabajar duro en pos de una cura real para la “enfermedad” que padeces y lo hagas con raciocinio y objetividad de forma que pueda beneficiarse mucha gente que está en la misma situación que tú.
      No te debilites pensando en una conspiración mundial contra la humanidad porque aparte de no ser cierto no va a aportar nada a tu vida: sólo ira y cólera. Si algo es bueno para una situación concreta proclámalo pero no intentes que la gente vea lo que no es. Lo ecológico es bueno para tu vida: adelante, cuéntaselo. ¿Que es más sano y beneficioso para el resto de las personas que los demás alimentos?, por favor, no digas eso.

      Un abrazo y espero poder ayudarte alguna vez.

  8. I added your blog to bookmarks.

  9. Mamen dijo:

    Tras 15 años sufriendo de migrañas en la oscuridad, pues es a donde los medicos nos envian a dormir a los que las padecemos, con pastillas que cada vez surtian menos efecto porque el cuerpo se acostumbra al tratamiento, y cuando por los recortes en sanidad dejaron de recetarme el sumatriptan que pe ayudaba a capear el temporal, y lo sustituyeron por “un relajante muscular y te vas a tu casa a dormir”, se me ocurrio probar con la acupuntura. Ahora me paso MESES ENTEROS sin una sola crisis, cuando solia tener por lo menos una semanal. ¿Efecto placebo, tal vez? Pudiera ser, no me lo planteo ni me importa realmente, el modico precio que pago por mi sesion mensual compensa con creces el poder llevar una vida normal, lejos del cuarto oscuro.

    • Crosmen dijo:

      Gracias por tu comentario y por compartir tus experiencias en el blog.

      La acupuntura libera endorfinas, un aliviante natural del dolor. Cualquier procedimiento que logre liberar endorfinas producirá los mismos efectos placenteros que la acupuntura. Si te funciona, me alegro por ti. Tan solo debes de saber cuales son sus límites y utilizarla con raciocinio.

      Un saludo y muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s