Marea en el lago

Un soleado y romanticón día de primavera, una cursi y empalagosa parejita de enamorados tontea dulcemente sobre una linda barquita en la superficie de un lago. En un gesto de desprendimiento y en pos de seducir a su dulcinea, el muchacho saca una moneda de sus bermudas y la arroja al lago, al tiempo que pide a su asombrada acompañante que formule un deseo. Los apasionados labios de la chica musitan al viento sus delirios de amor: ¿El nivel del agua subirá o bajará?. Probablemente no fuera la respuesta que esperaba nuestro Casanova, pero este es el problema que planteamos hoy.

Próximamente la solución.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Física, Lógica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s