Gazpacho de Aguacate

...no hay amor más sincero que el amor a la comida...Como era de esperar, arrecia y el calor y las sopas frías son las reinas de nuestros menús. Ha llegado de sopetón un calor incipiente pero ahí está sigiloso y agazapado, el gazpacho. Fresco y sabroso adorna nuestra mesa con un toque de distinción.

Para los fanáticos del gazpacho propongo una variante de gran colorido y exotismo, original y apetitosa: gazpacho de aguacates. Las recetas sencillas y sanas siempre son agradecidas por los sacrificad@s cociner@s que conquistan nuestro paladar.

Esta pera de color verde oliva y superficie rugosa, típica de climas cálidos, es un fruto muy atractivo y energético que retrasa el envejecimiento. Es rica en grasas insaturadas por lo que es ideal para contrarrestar los efectos perniciosos de las grasas saturadas provenientes de los aceites animales. Evita la formación del colesterol, reduce el riesgo de sufrir enfermedades vasculares. Es muy útil durante el crecimiento para tener unos huesos sanos y una talla adecuada.

Su forma dota al aguacate de una alta carga erótica (sobre todo en algunas culturas). Su semilla se utiliza para mejorar la potencia viril, para lo cual se remoja durante todo un día en leche fresca, para comérsela luego. También tiene fama de ser un  estupendo estimulante sexual.

Ingredientes:

  • 3 aguacates.
  • ½ calabacín.
  • ½ pepino.
  • un trozo de pimiento verde.
  • 1 diente de ajo.
  • 30 gr. de miga de pan.
  • unas ramitas de cebollino.
  • agua.
  • aceite virgen extra.
  • vinagre.
  • sal.

Guarnición:

  • 100 gr. de jamón.
  • 1 tomate.
  • ¼ de pimiento rojo.
  • 2 huevos cocidos.
  • unas rebanadas de pan tostado

Preparación:

Pon la miga de pan a remojar en un cuenco con un poco de agua. Corta los aguacates por la mitad, retira los huesos, pélalos y pícalos. Limpia el calabacín y el pimiento, trocéalos y añádelos al cuenco. Pela el pepino y el diente de ajo, pícalos y añádelos. Pica también unas ramas de cebollino e incorpóralas. Sazona todo, vierte un chorrito de vinagre y un poco más de agua y tritura con una batidora eléctrica.

Si estuviera muy espeso, vierte un poco más de agua. Añade un poco de aceite, mezcla bien y pásalo por el chino.

Pela el tomate y los huevos cocidos y pícalos en daditos. Pica también el pimiento rojo. Sirve en un platillo. Corta el jamón en lonchas finas, colócalas en un plato y coloca al lado las rebanadas de pan tostado. Sirve el gazpacho y acompáñalo con la guarnición.

Para enfriar el gazpacho, colócalo en una jarra, tápalo con film de cocina e introduce en el frigorífico. A no ser que el gazpacho esté muy espeso, nunca lo serviremos con esos innecesarios cubitos de hielo que lo aguarán convirtiéndolo en un caldo sin sabor. Si tenéis mucha prisa en enfriarlo, podéis añadir unos hielos, mezclarlo brevemente y retirarlos.

¡¡¡¡¡Disfrutad del sensual y estimulante gazpacho aguacatero!!!!

Se dice, se cuenta, se rumorea que Don José (aférrimo consumidor de gazpacho de aguacate) cuando enviudó tuvo la ocurrencia de ponerse, a modo de luto, un trozo de tela de color negro en la bragueta. Cuando alguien le preguntaba al respecto, él, sin ningún tipo de reparo y señalándose a dicho lugar del pantalón, explicaba: me he puesto ahí el luto porque ésta es la que lo siente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cocina y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Gazpacho de Aguacate

  1. Clarice dijo:

    Muy buena receta y muy rica!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s